COSTA

El vestido Costeño cuya herencia es de origen prehispánico, notamos una verdadera influencia que podríamos llamarle de transición, ya que entre los adornos que le fueron impuestos a sus vestidos tienen representaciones de los elementos mitológicos indígenas, así como elementos de importación europea. Dentro de los elementos de importación europea están: el Sol y las Estrellas, elementos geométricos, con dientes de arañas y aún lagartos, pero el animal de mayor importancia es el águila bicéfala




En esta misma región costera en la parte baja de la Mixteca Oaxaqueña en la región de Amuzgo sus mujeres que habitan en Ipalapa, crecen las flores, el limón, y en la llamada zona de los pastores, sus mujeres poseen bella indumentaria. En estos vestidos encontramos elementos de dibujos geométricos. Las indígenas de la Costa Oaxaqueña, principalmente en Pinotepa, la llaman a la blusa Huipil, y al enrollado o falda POSAHUANCO el nombre correcto es COZHUAHUANQUI. La falda de la mujer está teñida por el caracol marino purpúrea pérsico (colorante).

La vestimenta de los mixtecos de la Costa chica de Oaxaca consiste, para la mujer: en una enagua hecha a base de tela tejida con algodón y teñida con extracto de caracol de colores vivos con tonalidades purpúreas, mandil hecho a base de tela de algodón, un huipil hecho a base de tela de algodón y bordado a mano, y una faja con la que se sostiene la enagua. Andan descalzas y tienen un peinado especial que consiste en una especie de trenza anudada en la frente. En los hombres es común usar calzón (pieza parecida al pantalón en la usanza mestiza) hecho a base de tela tejida en telar de mano, el cotón (parecida a la camisa en la usanza mestiza) hecho también en telar de mano, sombreros de lana y huaraches de piel.
La indumentaria es un elemento muy importante para la identidad y la cultura de todos los pueblos. En el caso de los mixtecos, la vestimenta ha sufrido cambios significativos y pérdidas a lo largo del tiempo. Aunque desde épocas pasadas, todas las prendas se han tejido en telar de cintura. La variedad de climas y el aislamiento de las distintas subregiones de la Mixteca redundaron en una diversidad de colores, adornos y estilos de los trajes típicos de los indígenas, al igual que en la manera de portar algunas prendas.

La gente de la región de la Costa reconoce de inmediato a qué pueblo o comunidad pertenece cada persona.

Sus técnicas complicadas y los bellos motivos estilizados que decoran los vestidos, dejan ver rica tradición que se niega a desaparecer aún con la sustitución por telas y decoraciones de tipo europeo o yankee. Gracias a la mezcla de tres razas, en la Costa chica pueden verse distintas formas y colores en la vestimenta de los habitantes.